El teatro romano de Cádiz, el más antiguo de la Hispania romana


El Teatro Romano de Cádiz, mandado edificar por Lucio Cornelio Balbo el Menor, fue construido en el último tercio del siglo I antes de nuestra era. Desde su descubrimiento en 1980 las excavaciones han permitido recuperar parte importante del graderío (proedria, ima cavea y media cavea), así como de la orchestra y una galería anular de distribución con un recorrido de alrededor de 80 metros, una altura de 4,70 metros y tres metros de anchura.

A estos restos se añaden partes del edificio escénico que pueden observarse a través de pozos-sondeos realizados en el centro de interpretación. Es en este punto desde el que a partir de ahora puede accederse al resto del conjunto, que ha estado intervenido durante seis años y que ahora felizmente reabre al completo. Un teatro cuya fecha de construcción y sus 120 metros de diámetro lo convierten en el más antiguo y en el segundo en tamaño de la Península Ibérica, con una capacidad de más de 10.000 espectadores.

De esta manera, los visitantes ya pueden acceder directamente desde el centro de recepción al propio yacimiento arqueológico a través de un vomitorio —acceso original a la galería— existente bajo el nivel de suelo de la Posada del Mesón. Con esta actuación en el Teatro Romano de Cádiz se ha garantizado su estabilidad, mantenimiento y salvaguarda de sus valores, además de permitir su apertura al público para visitas, conforme a lo recogido en el artículo uno de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía.

La Junta, que ha invertido más de tres millones de euros en el Teatro Romano, ha venido destacando el “enorme potencial turístico” de este enclave, para el que se han propuesto varias actuaciones en el marco de la Inversión Territorial Integrada (ITI) de Cádiz. Las obras previstas en este enclave para el próximo quinquenio son: consolidaciones estructurales, intervenciones de conservación y actuaciones arqueológicas en gradas, orquesta, caballeriza y resto de la posada.

El nuevo recorrido parte del Centro de Interpretación Theatrum Balbi, discurre a través de una escalera metálica hacia el acceso original por la galería que ha sido excavada bajo la Posada del Mesón y desemboca en la cavea o graderío, donde se han habilitado dos entarimados: uno que conduce a la zona alta del mismo y otro en una de las esquinas para tener perspectiva de todo el enclave.

De acceso gratuito, el horario de visitas es de 11:00 a 17:00 horas de lunes a sábado, y los domingos de 10:00 a 14:00 horas. El 1 de octubre comenzará el horario de invierno, que es de 10:00 a 16:30 horas de lunes a sábado y de 10:00 a 14:00 horas los domingos. Asimismo, permanecerá cerrado el primer lunes de cada mes y los días festivos que no coincidan en fin de semana.

 

Por Guillermo Caso de los Cobos


Fundación Repsol contribuye a la recuperación del patrimonio cultural en Puertollano


Javier Inclán, director del área Social e Institucional de Fundación Repsol, Mayte Fernández, Alcaldesa de Puertollano, Juan José Luque, director del Complejo Industrial de Repsol en Puertollano y el párroco de la responsable de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, durante la inauguración de los trabajos de restauración.

Fundación Repsol ha firmado un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Puertollano y la Parroquia de la Asunción con el fin de contribuir a las obras de restauración que se están realizando en la iglesia de la Asunción, monumento declarado Bien de Interés Cultural.

La Fundación ha aportado 87.000 euros para las obras de restauración, que han puesto en valor este edificio construido en el siglo XVI. Los trabajos se han centrado en las cubiertas y en la torre,  pero también se han llevado a cabo acciones  para recuperar la imagen de la cúpula, los relojes y las campanas.

Monumento declarado de Bien Interés Cultural

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción fue construida en el siglo XVI. Su interior respeta la estructura original, con una gran nave de 50 metros de longitud, y varias capillas adosadas en los laterales. Su estilo es gótico decadente en el interior, y renacentista en su exterior, donde se aprecia la evolución de las formas renacentistas a las manieristas, apreciables en sus dos magníficas portadas. Una de ellas, la Portada del Sol (1574) es una de las cimas de la escultura renacentista en la región.

En 1993 esta iglesia fue declarada como Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

En 1990 el templo fue sometido a un proceso de restauración completo. Desde entonces, la cúpula de la torre ha sufrido un deterioro constante, llegando a producirse la caída de algunas tejas de pizarra que recubrían la bóveda, lo que amenazaba la seguridad de los viandantes.

Gracias a los trabajos de restauración, se ha aplicado un revestimiento de cobre a la cúpula, se ha acondicionado la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, se han recuperado el reloj y las campanas y se ha instalado un nuevo sistema de iluminación. Pero las obras no sólo han afectado a la parte visible, sino que además se han reforzado las vigas del interior de la bóveda y se han reparado todos los tejados del templo, mejorando la seguridad del mismo.

La Parroquia de la Asunción de Puertollano comenzó las obras de consolidación y recuperación de la cubierta este año, un proyecto al que se ha sumado Fundación Repsol como muestra de su compromiso con la recuperación del patrimonio cultural.

Fundación Repsol comprometida con la cultura

Fundación Repsol colabora con instituciones de referencia en el ámbito cultural en nuestro país con el objetivo de promover la creación y la difusión de la cultura. En este sentido, se apoya al Museo del Prado, el Centro de Arte Reina Sofía, el MACBA, la Biblioteca Nacional de España, el Instituto Cervantes o la Fundación Atapuerca, entre otras colaboraciones.

La cultura es parte de nuestra historia y nuestra riqueza, por ello, Fundación Repsol también trabaja en otros proyectos de conservación del patrimonio histórico, especialmente en ámbitos donde Repsol está presente. En este sentido participa en las labores de recuperación del Foro Romano en el Parque Arqueológico del Molinete en Cartagena o en la restauración del submarino Isaac Peral, que representó uno de los mayores avances técnicos en la época.

Fuente: Fundación Repsol


Cancho Roano: ¿palacio, santuario, centro comercial?


Si hacemos caso a la Wikipedia, Cancho Roano es un yacimiento arqueológico, el conjunto tartésico mejor conservado de la Península Ibérica. Desde el momento del descubrimiento del edificio mucho se ha escrito con respecto a la verdadera utilidad de Cancho Roano. ¿Se trata de un santuario o de un palacio? J. Maluquer veía en el edificio un palacio por su estructura y santuario por su función, algo que le llevó a acuñar el término de palacio-santuario asumiendo un modelo oriental importado por los comerciantes mediterráneos procedentes de alguna factoría costera del sur de la península Ibérica. De esta forma asumía la posibilidad de que algún reyezuelo local adoptara la tradición oriental de construirse una residencia que sirviera como tanto de centro de culto de una divinidad como de centro comercial. Con todo, en todos sus trabajos se refleja la idea del doble sentido del edificio, el religioso y el palaciego, estableciendo parecidos con él tanto en los templos de tipo migdal documentados en Meggido, Hazor o Sechem, como en los palacios o hilani de Siria. J. Maluquer mantuvo la idea de que la aparición de un monumento de estas características en el interior de la península Ibérica no se debió a la transmisión directa oriental hacia Occidente, sino que esta transmisión se produjo a través del mundo griego, llegando a establecer paralelos también con los edificios del barrio comercial de la colonia griega de Al Mina, donde los edificios cuentan con una planta en U muy similar a la planta de Cancho Roano. Esto, unido a la gran cantidad de fragmentos de cerámica ática encontrados en el edificio extremeño, acentuaron su idea de que fueron los griegos quienes, partiendo de un modelo semita, hicieron construir el santuario de Cancho Roano. Con todo, los hilani sirios nos quedan muy alejados en el tiempo del edificio de Cancho Roano, y las construcciones de Al Mina, más cercanas cronológicamente hablando, están muy lejos del significado social del monumento hispano.

Planta de Cancho Roano

Poco tiempo después del comienzo de las excavaciones en Cancho Roano (1978), A. Blanco Freijeiro consideró que el monumento era un altar para las cenizas, algo a lo que se unió J. M. Blázquez, defendiendo así la versión que hace de Cancho Roano un santuario. Básicamente esta teoría arranca tras el incendio que termina con la fase A del edificio, momento en el que, según estos dos autores, se convirtió en un altar de ceniza o de sangre, relacionándolo con lo que Estrabón nos cuenta en relación a los sacrificios a Ares referidos a los montañeses que habitaban en el norte de la península, algo que habría que considerar a la hora de establecer diferencias, puesto que Cancho Roano se aleja bastante de estos pueblos desde un punto de vista geográfico. Con todo, nos parece mucho más acertado pensar que las cenizas que cubrían el edificio no son sino los restos del incendio que terminó con éste tras su última fase, la A.

Con respecto a las funciones que el edificio ejercería como palacio, ya M. Almagro se encargó de establecerlas mediante un análisis de los objetos encontrados en todas y cada una de las salas el edificio. Esta idea se articuló en torno al reparto de funciones dentro del edificio, esto es, vivienda del reyezuelo, almacén de alimentos, lugar para actividades artesanales y control económico, y área sacra, funciones que se encontrarían bien determinadas según las distintas zonas, algo que sólo se explica por la finalidad concreta de las mismas. Los hallazgos arqueológicos encontrados en las diferentes estancias harían referencia a las actividades socioeconómicas del dueño: agricultura, almacén de alimentos, producción artesanal local, control económico, estatus de guerrero… faltando, según M. Almagro, la documentación que se referiría a las funciones religiosas del edificio. Este hecho fue el que propició la consideración del monumento como palacio, un palacio en el sentido de residencia dinástica con función pública, política y administrativa. Sin embargo, este autor también ha profundizado en el carácter religioso del edificio, llegando a definirlo como palacio sacro o santuario palaciego.

Como ya hemos mencionado, los mejores paralelos formales de Cancho Roano se han encontrado en los hilani sirios, de aspecto macizo y con un patio central de entrada abierto. Sin embargo hay una diferencia fundamental entre éstos y el monumento que nos ocupa: aquéllos no cuentan con ninguna habitación que se parezca a la habitación H-7, habitación de carácter marcadamente sacro y que parece ser desde la que se ordena todo el monumento.

Image17 Virtualización de ancho Roano en un Modelo 3D

Sin embargo, los parecidos que consideramos más acertados para Cancho Roano los encontramos en el Mediterráneo occidental, concretamente en Etruria, donde el santuario de Pyrgi, de influencia fenicia, presenta parecidos importantes con el monumento de Zalamea; lo mismo ocurre con el edificio portugués de Abul de origen fenicio. En ambos casos tenemos edificios de planta cuadrada de unos 23 m de lado, medidas idénticas a las de Cancho Roano. En el caso concreto del edificio de Abul, nos encontramos que también cuenta con una habitación central donde se erigió un altar cuadrangular donde se han hallado restos de ceniza. Sin embargo el edificio fue derribado en el siglo V a. C., pero parece que esta destrucción no tuvo carácter ritual puesto que los objetos de valor fueron retirados del edificio antes de la destrucción, no así en Cancho Roano, donde todos los enseres quedaron dentro del edificio de manera consciente, para que fueran destruidos junto con el monumento.

5377647d988cc77d7bfac999e5595d21b1d32e74

Por nuestra parte, hemos podido comprobar la importancia de la función religiosa dentro del edificio, puesto que todo el complejo monumental se organizaba en torno a una habitación principal que continuó ostentando su función religiosa a lo largo de las diferentes fases del edificio. De la misma manera, la existencia de diversas capillas rodeando el edificio principal usadas como depósitos de ofrendas parecen señalar muy bien el carácter de santuario que Cancho Roano desempeñaba. Sin embargo desde los primeros momentos tras su descubrimiento, el término dual de palacio-santuario sirvió para deshacer las contradicciones que el edificio planteó debido a su estructura palaciega y su funcionalidad templaria.

Con todo, tanto las versiones que hacen de Cancho Roano un palacio como las que lo convierten en un santuario, están de acuerdo en la función comercial que éste llegó a ejercer. Situado dentro de la periferia tartésica, el propio J. Maluquer lo relacionó con el comercio foceo a través de la ruta de los santuarios, partiendo del valle del Vinalopó hasta la Meseta de Albacete y desde Sierra Morena hasta el área extremeña. Esto ha sido aceptado por otros investigadores, aunque con matices, relacionándolo siempre con la minería existente en la zona occidental de la Meseta meridional. Pero la función comercial del edificio la estudiaremos en la siguiente entrega.

Vía| BLANCO FREIJEIRO, A. (1981) “Cancho Roano, un monumento protohistórico en los confines de Lusitania”, BRAH CLXXVIII; BLÁZQUEZ, J. M. (1983) Primitivas religiones ibéricas. T. II Religiones prerromanas; CELESTINO PÉREZ, S. El Palacio-Santuario de Cancho Roano; MALUQUER DE MOTES, J. (1981) El Santuario Protohistórico de Zalamea de la Serena, Badajoz


Realidad Aumentada. Un futuro Inmediato en Patrimonio


¿QUÉ ES LA REALIDAD AUMENTADA (RA)?

La virtualización del patrimonio es, seguramente, una de las expresiones más oídas en los últimos tiempos. Su potencial es enorme y cada día tenemos noticias sobre novedades al respecto. Existen incluso varias formas tecnológicas de aplicarla y, una de ellas, es la Realidad Aumentada (RA), de la que pretendemos hacer aquí un breve bosquejo.
Existe una definición más o menos aceptada que, más que decir lo que es, determina lo que la RA no es:

La realidad aumentada consiste en superponer contenidos virtuales a la realidad que nos rodea, a través de un dispositivo.

Es decir, vemos a la vez nuestro entorno real y el contenido digital. Mientras que en la Realidad Virtual te sumerges en un entorno completamente digital, cual videojuego, y puedes verla en tiempo real, in situ e interactuar con ella.

Restos arqueológicos_Virtualización de la Villa Romana del Albir en L'Alfas del Pi

Virtualización de la “Villa Romana del Albir” en L’Alfas del Pi, Alicante (2014). Imagen cedida por equipo patrimonio virtual de la Universidad de Alicante.

Con una definición tan ambigua, la gran pregunta es: vale, ¿pero para qué sirve?
La verdadera respuesta es —> para todo aquello que te atrevas a imaginar.

LA REALIDAD AUMENTADA Y SU USO EN PATRIMONIO.
Hoy en día, a través de la pantalla de tu dispositivo se pueden superponer fotos, vídeos, textos, audios, modelos 3D y animaciones. Su potencial es enorme y cada vez hay más gente interesada en explorarlo con fines educativos, sanitarios, publicitarios y, por supuesto, para patrimonio.
Eso sí, no es una funcionalidad más de tu dispositivo como la cámara de fotos. Hoy por hoy necesitas un software o una aplicación móvil para ver esos contenidos. Y además, tienes que “rastrearlos” (técnicamente, hacer tracking). ¿Cómo? Bien simplemente a través del GPS del móvil o tableta, o bien enfocando una imagen a través de la cámara o la webcam, dependiendo de cada caso.

Y ojo, porque en este caso, “imagen” es un concepto muy amplio que incluye marcadores, fotos, objetos 3D o, incluso, la cara de una persona, por poner un ejemplo.
Como toda tecnología, ha ido evolucionando. Algunas de las primeras aplicaciones que se le dieron con gran éxito fueron algo tan sencillo como ver, superpuestas al lugar actual, imágenes de grabados, fotografías o dibujos antiguos (ver imagen portada del post).

Sin embargo, como cualquier otra herramienta, ha de tener un sentido usarla, tiene que aportar algo distinto que marque la diferencia con el uso de otras modalidades (Realidad Virtual, Video mapping o la que sea) y, por supuesto, ofrecer contenidos de calidad.

Obviamente, un proyecto de Restauración/Rehabilitación/Conservación, está repleto de información que puede servir a este propósito: Estudio histórico, arqueológico, lectura de paramentos, recopilación de todo tipo de imágenes referidas (antiguas, modernas, de obra), levantamientos fotogramétricos, planimetrías e, incluso actualmente, recreaciones virtuales.
Para empezar, todo ello sirve, tal cual, al propósito de didáctica, difusión y puesta en valor que debe formar parte de los proyectos. Y ya se empiezan a ver afortunadas aplicaciones en el caso de adecuaciones para la puesta en valor de restos arqueológicos, por ejemplo.

Pero puestos a soñar en un futuro no tan lejano, con dispositivos y conexiones muy potentes, yo imagino complejas aplicaciones profesionales especializadas en las que sea posible visualizar el propio proyecto y hacer el seguimiento de la obra, e incluso gestionarla en tiempo real. Y, luego, aprovechar todo ese caudal de datos para que cualquiera pueda acceder a los que sean de su interés, que se puedan ver recreaciones históricas o que se integren en un videojuego.
Puede que la forma de poner todos estos contenidos en valor sea la realidad aumentada, o puede que lo sean otras tecnologías. Tal vez una combinación de todas ellas. Quién sabe. Después de todo, son sólo tecnologías al servicio de lo más importante: la información.

Gracias Reharq*


Oviedo, ‘Una de las mejores Catedrales de España. Ya premiada en 2013’


torre catedral de oviedo_renacentista

‘¿A que no sabéis qué ‘le falta’ a la Catedral?’

A esta pregunta de la profesora varios niños respondieron acertadamente al unísono: “Una de sus torres, se quedaron sin dinero para construirla”. Me dejaron muerta. Todos tranquilos. Hay esperanza. Y futuro. Oé, oé, oé.

Y es que, efectivamente, el diseño inicial del pórtico se remataba con dos torres aunque, finalmente, por falta de fondos solamente se construyó una (tal y como ocurriría en la Catedral de Málaga, apodada por esa motivo ‘la manquita‘). La que sí pudo finalizarse a mediados del siglo XVI fue la meridional que, a pesar de tan tardía fecha, siguió apegada a las formas del gótico.
Es una torre famosa en la literatura española del siglo XIX pues es una de las protagonistas inertes de la novela de Leopoldo Alas «Clarín» La Regenta. Desde su altura y, con ayuda de un catalejo, vigilaba la ciudad Don Fermín de Pas… ¡Ay, qué recuerdos del colegio y la lectura de las obras clásicas! 😉

TODO EMPEZÓ EN EL SIGLO IX…

etapas constructivas catedral oviedo
La Santa Iglesia Basílica Catedral de San Salvador de Oviedo es una catedral de estilo gótico que debido la calidad y cantidad de las reliquias que contiene es conocida también como Sancta Ovetensis.

La iglesia está emplazada en el lugar del anterior conjunto catedralicio prerrománico del siglo IX, alguno de cuyos edificios han sobrevivido. Por esta razón y lo dilatado de la construcción del edificio actual, éste contiene estructuras de estilo prerrománico y románico (bóvedas y Cámara Santa -color naranja-), renacentista (remate de la torre -color blanco-), barroco (Girola, Capilla del Rey Casto y otras capillas -color azul-) y gótica (color verde) y contemporáneo (-color amarillo-).

La Cámara Santa, del siglo IX, está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y alberga las joyas más preciadas de la catedral: las cruces de la Victoria y de los Ángeles, símbolos de Asturias y de la ciudad de Oviedo respectivamente, la Caja de las Ágatas y el Arca Santa que contiene un gran número de reliquias entre las que se encuentra el Santo Sudario.

La Cámara Santa ha reabierto al público hace unos días. Cuando yo visité la Catedral (enero de 2014) estaba en plena restauración, por lo que ‘tuve que conformarme’ con la Cripta de Santa Leocadia. Esta cripta formó parte de un conjunto de dos santuarios superpuestos (pero sin comunicación entre ellos): la cripta es el santuario inferior y el superior es la Cámara Santa.

Este espacio de una única nave de unos diez metros de largo por tres de ancho queda cubierto por una angosta bóveda de cañón de ladrillo que apenas se eleva dos metros y medio del nivel del pavimento. En el centro de la nave y canónicamente orientados, se conservan tres laudas sepulcrales, una de ellas lisa (no aparece en la fotografía) y las otras dos profusamente decoradas

SU CLAUSTRO.

catedral de oviedo_claustro (2)catedral de oviedo_claustro_ bovedas II

El Claustro es obra gótica construida en diferentes fases iniciándose en el año 1300 y dándose por concluido en 1441. Tiene forma rectangular con unas dimensiones de 27 x 32 m en el que los lados largos están formados por una arcada de cuatro arcos y los cortos por tres. Sustituyó al antiguo claustro románico del siglo XII. En el siglo XVIII el recinto sufrió un importante cambio a cargo del arquitecto Riva Ladrón de Guevara al añadirle el piso y la balconada superior.

Tras esta sucesión de obras el claustro actual se nos presenta como un patio cerrado rectangular con un pequeño jardín en su interior y una amalgama de diferentes variantes arquitectónicas del gótico e incluso elementos románicos (esculturas a la entrada de la sala capitular) o barrocos (segundo piso del claustro).
Autoría: reharq*, por LIBE FDEZ. TORRÓNTEGUI

LA ESTRATIGRAFÍA APLICADA A LOS EDIFICIOS.


 

“Lo que está más abajo es más antiguo que lo que está arriba”.

Ésta, conocida como la ley de superposición, nos indica que conforme excavamos en un yacimiento arqueológico viajamos hacia el pasado yendo de lo más moderno hacia lo más antiguo. Pues bien para los edificios no se cumple del todo. Ya te he dicho que hay que tener en cuenta algunas peculiaridades. -¿Y cuáles son, pesado?- te estarás preguntado. Venga, no te hago esperar más y te digo:

  • No es más antiguo lo que está más abajo ni más moderno lo que está más arriba.
  • El edificio es una realidad en tres dimensiones. Ocupa un espacio vertical (hacia arriba), horizontal (a lo ancho) y tiene profundidad.
  • El edificio en pie es un ente vivo. Es un testimonio directo de la historia y sobre ello se puede observar el paso del tiempo y las diferentes modificaciones que habrá sufrido, bien sea por renovación, reparación o restauración, esas huellas permanecen indelebles en sus muros.
  • Si en arqueología de campo diferenciamos cada elemento arqueológico como unidad estratigráfica, en la arqueología de la arquitectura, cada elemento diferenciado recibe el nombre de Unidad Estratigráfica Muraria (UEM) y cuenta con una ficha ligeramente diferente a la que se utiliza para recopilar la información de las UE’s de un yacimiento. (en la foto, ejemplo de las diferentes UEM’s de una fachada)

Por consiguiente, cada revestimiento, cada retoque o modificación del estado original y primario del edificio se considera una UEM y con ellas, al igual que las UE’s, pueden establecerse relaciones estratigráficas para conseguir así una lectura histórica del mismo con cronologías relativas.

En definitiva el papel del arqueólogo consiste en documentarse bien sobre la historia del edificio, trabajar estrechamente con la arquitecta para mantener la originalidad del inmueble evitando destruir los materiales originales. Esto se consigue a través de la restauración y consolidación. Una vez recuperado el edificio es recomendable otorgarle una utilidad social, como en el caso de la Biblioteca en Escuelas Pías, que revitalice el entorno. En definitiva recuperar un bien para su disfrute.

– See more at: http://www.reharq.com/2014/06/arqueologia-de-la-arquitectura.html#sthash.qsqtaTmM.dpuf

Agradecmientos a Margarita del Alba. Arqueóloga y creadora del estudio. http://arqarqt.revistas.csic.es/index.php/arqarqt/article/view/118/114


6º Congreso Euro-Americano REHABEND 2016, Burgos, España


20160525-rehabend inauguración

Imagen de la noticia procedente de Noticias de Burgos. Pincha para más información.

Parte del equipo que ha creado la herramienta PetroBIM se encuentra en el 6º Congreso Euro-Americano REHABEND 2016 en el que se analizan los avances de los últimos años en regeneración y rehabilitación. Es un foro técnico sobre “Patología de la Construcción, Tecnología de la Rehabilitación y Gestión del Patrimonio”, y en que era imprescindible presentar una herramienta tecnológica como PetroBIM.

Pincha aquí para ver el programa del evento.

PetroBIM es capaz de integrar online y de forma visual toda la información disponible de un bien cultural, haciendo que todo tipo de proyectos de restauración, estrategias de conservación preventiva, gestión y divulgación puedan convertirse en un modelo-maqueta virtual que permita navegar, desplazarse e interactuar con él, crear secciones virtuales, generar filtros para consultar gráficas, emitir búsquedas instantáneas de información, etc. Todo bajo un entorno gráfico intuitivo de gran potencia gestora.

Mediante su visor activo, PetroBIM hace posible la comunicación interactiva entre todos los profesionales implicados en la conservación del Patrimonio Histórico, que partiendo de un modelo virtual, permite reunir el conocimiento y la experiencia de todos ellos.

Por todo esto hemos sido partícipes de la ponencia “Desalination of Historical Buildngs and archaeological pieces by means of reducing bacteria” por Félix Javier Mateos Redondo, Araceli Rojo Álvarez, Luis Valdeón Menéndez, Javier Castro Barcena y Verónica Fernández Cuesta.

WhatsApp-Image-20160525

Ponencia de Felix en Rehabend 2016

Los promotores del 6º Congreso Euro-Americano REHABEND 2016 han señalado a los diferentes medios que se han hecho eco del evento, la importancia que actualmente tienen para la Construcción los temas de Patología, Tecnología de la Rehabilitación y Gestión del Patrimonio que se abordan en el mismo.

Otras noticias relacionadas con el evento:

La UBU, anfitriona del 6º Congreso Euro-Americano REHABEND 2016

http://bit.ly/elnortedecastilla20160523

6º Congreso Euro-Americano REHABEND 2016

http://bit.ly/noticiasburgos20160524

La UBU debate sobre regeneración en la edificación

http://bit.ly/tribunavalladolid20160525

Expertos de todo el mundo se reúnen en Burgos para hablar de regeneración urbana

http://bit.ly/burgosconecta20160525

La Junta aprobará la nueva estrategia de regeneración urbana antes de julio

http://bit.ly/burgosconecta20160524

Si quieres saber más sobre nuestra solución para la coordinación de planes directores de rehabilitación y conservación ponte en contacto con nosotros y podrás acceder a la demo para comprobar la herramienta.

Contacto PetroBIM – Herramienta para la gestión del estudio y conservación del Patrimonio Histórico y su difusión


«Bienvenidos a Palacio»: Patrimonio abre las puertas de 13 casas nobles de Madrid


Palacio del Marqués de Salamanca

La Comunidad hará 3.500 visitas a estas lujosos edificios hasta julio para dar a conocer su historia y arquitectura

Los años 60 y 70 del siglo pasado acabaron con buena parte del esplendor palaciego que iluminó paseos madrileños, como el de la Castellana. La piqueta, fiel aliada de la especulación urbanística, se llevó por delante una veintena de palacios que hoy harían las delicias de los amantes de la arquitectura. Sin embargo, la capital aún conserva buenos ejemplos de las adineradas residencias de banqueros y aristócratas, nobles y nuevos ricos que los siglos pasados transformaron parte de la ciudad en una postal idílica. Para conocer su historia y la importancia de los que aún quedan en pie, la Dirección General de Patrimonio Cultural presentó ayer la tercera edición de«Bienvenidos a Palacio». Una cita que abrirá progresivamente las puertas de 13 palacios únicos desde el 27 de febrero hasta el mes de julio.

Tras sus muros se celebraron las mejores fiestas de la época y en sus estancias durmieron buena parte de los protagonistas de los siglos pasados. En febrero y marzo abrirán sus puertas al público el palacio de Santoña, la que fuera residencia de José Canalejas y actual Cámara de Comercio de Madrid, en la calle de las Huertas. También el palacio Bauer, hoy sede de la Escuela Superior de Canto, adquirido en el siglo XIX por el banquero húngaro y otroraepicentro de las fiestas musicales más exclusivas. El de Buenavista, Cuartel General del Ejército, también estará abierto hasta abril. El soberbio edificio estuvo ligado a la Casa Real hasta 1816, año en el que paso a formar parte de los bienes del Ejército. Allí llegó a vivir Isabel de Farnesio, madre de Carlos III. Por él han pasado, entre otros, los generales Prim y Espartero, Miguel Primo de Rivera y Manuel Azaña.

En abril, será el turno del palacio de Zurbano, cuyas dependencias albergan el Ministerio de Fomento. Este edificio es uno de los ejemplos de los «hotelitos» que la aristocracia madrileña levantó en Chamberí a finales del siglo XIX. Allí nació la Reina Fabiola en 1928, fallecida en diciembre de 2014, que salió de esta casa en 1960 para casarse con el Rey Balduino de Bélgica.

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) también recibirá en abril a quienes deseen visitar el mejor ejemplo de modernismo en Madrid: el palacio de Longoria. El de la Infanta Isabel de Borbón, Cuartel General del Mando Aéreo General, será la tercera de las residencias que estarán abiertas ese mes. Tras la proclamación de Alfonso XIII en 1902, la reina madre y las infantas abandonaron el Palacio Real, instalando su residencia en este exclusivo edificio de Argüelles.

En el mes de mayo, la iniciativa llegará al Palacio de Fernán Núñez, perteneciente a la Fundación de Ferrocarriles Españoles. Es uno de los mejores conservados de la capital y aún conserva su fantástico salón de baile, escenario de muchas de las fiestas nobles de la época del Romanticismo.

El palacio de la Duquesa de Parcent, sede del Ministerio de Justicia, será otro de los edificios abiertos en mayo. Según los expertos, constituye uno de los ejemplos de palacete urbano con jardín trasero característico del siglo XVIII.

Solo 3.500 afortunados

En junio, el palacio de Amboage que ocupa la Embajada de Italia será el protagonista. Sus estancias fueron ayer las encargadas de presentar la tercera edición de esta idea. El acto contó con la directora general de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini, que explicó que la iniciativa ha sido un «éxito rotundo» en años anteriores. Esta vez, sólo 3.500 personas podrán disfrutar de ella.

Los palacios de Godoy y de Fontalba también abrirán sus puertas en junio. El primero es Bien de Interés Cultural desde 1962 y acoge el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. El segundo permanecerá abierto en julio y es la casa de la Fiscalía General del Estado.

El Palacio del Marqués de Salamanca –obra de Narciso Pascual y Colomer, arquitecto del Congreso de los Diputados– y el Palacio Marqués de Villafranca, rescatado tras ser un restaurante, cerrarán la edición en julio. Son las sedes de la Fundación BBVA y de la Real Academia de Ingeniería, respectivamente.

AUTOR: ADRIÁN DELGADO


NUEVAS TECNOLOGÍAS APLICADAS A LA ARQUEOLOGÍA


La realidad y la arqueología virtual

En pleno siglo XXI, hemos sustituido las técnicas pictóricas por la infografía, que no es sino la elaboración de imágenes mediante ordenador a través de la realidad virtual, que es, a su vez, la “representación de escenas o imágenes de objetos producidos por un sistema informático, que da la sensación de su existencia real” (Diccionario de la Real Academia Española). A esa sensación se la llama fotorrealismo. No son verdaderas fotografías, sino imágenes que se aproximan bastante a la realidad. Cuando se refiere a la arqueología la denominamos arqueología virtual.

Este concepto fue propuesto por el historiador Paul Reilly en 1990, describiéndolo como “el conjunto de técnicas informáticas que permiten la visualización 3D de la representación virtual y realista de los objetos y edificios antiguos, cuyos restos han desaparecido o están en un estado de preservación tan deficiente que hacen imposible su observación o muy difícil su interpretación”.

El principal objetivo de esta rama de la arqueología no es otro sino la restitución virtual del patrimonio cultural que nos legaron nuestros ancestros, el cual no sólo se refiere a los restos materiales sino también a aquellos otros aspectos como la relación del ser humano con su entorno mediante, por ejemplo, reconstrucciones del paisaje.

 

Si en el marco de la investigación, lo que se busca con la arqueología virtual es ayudar a la creación y demostración de las hipótesis arqueológicas que plantean los científicos; en el marco de la difusión aquélla sirve para facilitar la comprensión del yacimiento arqueológico siempre que el modelo digital o restitución virtual cuente con un alto matiz pedagógico, ya que tiene que estar adaptado a cualquier tipo de visitante. Ambos marcos unidos, el de la investigación y el de la difusión, posibilitan una mayor atracción del público hacia su historia y fomentan otros intereses y valores como el turismo arqueológico.

 

La arqueología virtual e Internet

Otro factor que conviene tener en consideración es la relación entre la arqueología virtual e Internet, el medio de difusión más usado en el mundo.

Uno de los problemas con los que cuenta la mayoría de los yacimientos arqueológicos es su bajo nivel de importancia en la sociedad, ya que los ciudadanos en muchas ocasiones no saben ni que existen.

Aunque algunos yacimientos, con el caso paradigmático de Atapuerca, conocido en todo el mundo no sólo por sus descubrimientos sino también por el aparato propagandístico que posee en la red, la mayoría, como por ejemplo, la cueva Boquete de Zafarraya en Málaga (uno de los últimos refugios del Homo neanderthalensis en el mundo) solamente es conocida por los prehistoriadores, aficionados y habitantes del entorno. Pues bien, una reconstrucción virtual de dicha cueva que se pudiera visionar por Internet al estilo de la francesa cueva de Lascaux, facilitaría en gran medida ese galardón de difusora al que la arqueología como ciencia está obligada y, por tanto, aumentaría el interés del público en general y su nivel de importancia en dicha sociedad.

El uso de la arqueología virtual está teniendo un gran éxito entre el público en general. Ya hemos descrito cómo la capacidad de presentar una restitución virtual de un yacimiento arqueológico facilita el entendimiento de éste añadiéndole atractivo. Estos dos aspectos son los que hacen que la sociedad alcance interés por su propio patrimonio puesto que difícilmente se puede conocer y proteger algo si se desconoce.

Algo habitual para la arqueología es lo excesivamente complicado que resulta para cualquier persona no especialista en la materia poder comprender un yacimiento viendo únicamente los restos encontrados, normalmente zócalos con poca potencia y cimentaciones de estructuras arquitectónicas. Para evitarlo, se solía recurrir a la reconstrucción física de una parte o de la totalidad del mismo provocando muchas veces daños irreparables. Por eso creo, al igual que otros muchos investigadores, quede haber algún tipo de restitución, ésta debería ser virtual.

La virtualidad posibilita la plasmación de las diferentes hipótesis en un modelo elaborado por ordenador garantizando la conservación de dicho patrimonio. Poseer una réplica digital de un yacimiento arqueológico facilita que en caso de destrucción o mala conservación sepamos cómo era. Además, cualquier modelo digital puede ser modificado constantemente sin perjuicio alguno.

No obstante, estos modelos tienen que tener un claro cariz epistemológico ya que uno de sus principales propósitos es la difusión y, por ende, hay que evitar cometer errores. Los arqueólogos tenemos el deber de hallar posibles incorrecciones, anacronismos, etc. en las restituciones que puedan llegar al público en general.

La restitución virtual arqueológica debe ser siempre complementaria al patrimonio arqueológico y en ningún caso, sustitutivo del mismo. Aunque podamos ver una réplica por Internet, por ejemplo de una cueva, nunca será lo mismo que visitarla físicamente pues no podremos ver o sentir el lugar donde está, las condiciones climáticas, etc.

El uso de las llamadas nuevas tecnologías aplicadas a la arqueología es útil y productivo siempre y cuando los objetivos se tengan claros. El arqueólogo debe saber para qué quiere emplearla, ya que se puede correr el riesgo de una utilización excesiva. Tenemos que entender estas herramientas al servicio de esta ciencia y nunca al revés y sobre todo, conocer los límites de la arqueología virtual y entender que no todo se puede hacer si no se tienen datos suficientes.

Son numerosos los trabajos y congresos celebrados relacionados con esta materia. Sin embargo, si miramos los autores de los mismos hay muy pocos arqueólogos. Muchos de ellos son ingenieros, arquitectos e incluso restauradores del arte. El motivo principal para la escasez de arqueólogos que trabajen en esta especialidad ha sido nuestra propia formación académica. ¿Cómo íbamos a usar estas tecnologías si ni si quiera sabíamos que existían? Este es un inconveniente que habría que subsanar mediante unos estudios donde las letras y las nuevas tecnologías coexistieran. Debido a este escollo, la creación de equipos multidisciplinares en este país se hace imprescindible si queremos llevar a cabo un proyecto de restitución virtual.

En un mundo globalizado, donde la información fluye de forma constante, esta tecnología, quizás, ya no debería de llevar el calificativo de nueva sino que tendría que estar inmersa en nuestra disciplina. De esta manera evitaríamos estar un paso por detrás con respecto a otras profesiones en la que las letras y la tecnología conviven.


5 razones para conservar el Patrimonio histórico


¿Por qué conservar el patrimonio histórico local? ¿Por qué esforzarse en conservar o proteger las ruinas, las casas viejas, las antiguas fábricas, o los lugares con historia? ¿Por qué hay que excavar una parcela o un solar del centro histórico? 

Releyendo algunos estudios sobre este asunto me parece importante recordar que nuestro patrimonio histórico está formado por un variopinto conjunto de bienes, objetos y tradiciones legados por la historia. Estos vestigios son capaces de transmitirnos, de forma duradera, mensajes y experiencias de enorme calado. Por eso, creo que merece la pena detenernos para razonar la conservación de nuestro patrimonio histórico. Y, por extensión, del patrimonio cultural. A escala local, en Elda, por supuesto, pero también con carácter general. No es por retórica. Simplemente, es un punto de partida.

Ahí van, esquemáticamente, cinco razones para conservar el Patrimonio Histórico. No están por orden de importancia: 1. El Patrimonio Histórico es un legado que permite establecer vínculos. 2. El Patrimonio Histórico es de todos, común, colectivo y propio. 3. El Patrimonio Histórico posee un importante valor de identidad. 4. El Patrimonio Histórico es limitado, no renovable, vulnerable y frágil. 5. El Patrimonio Histórico, además, es necesario, valioso y útil.

Comienzo por una razón que me parece básica, y en las próximas entradas al blog irán apareciendo las siguientes.

   1. El Patrimonio Histórico es un legado que permite establecer vínculos

En cualquier escenario, el patrimonio histórico es un legado que nos vincula con el pasado y lo actualiza, lo hace presente y tangible. No es pasado muerto, viejas ruinas, objetos polvorientos o vetustas fachadas: es historia materializada. De hecho, el origen latino del término, patrimonium (“lo que viene de los padres”), evoca el valor del patrimonio histórico comovínculo y herencia: lo que hemos heredado de nuestros antepasados, lo que viene del pasado y se transmite al futuro. Nuestro patrimonio, como memoria de experiencias pasadas, relaciona a diferentes generaciones, como hilo conductor entre los que estaban antes y los que vendrán después. De esas experiencias previas podemos aprender y mejorar. Y esta razón para conservar y proteger el patrimonio histórico como referente y realidad tiene un valor añadido en nuestra sociedad actual, que tiende a primar artificialmente lo nuevo, transformándolo en objeto de usar y tirar; una sociedad que fabrica y consume novedades a un ritmo trepidante, y que rápidamente convierte lo antiguo en viejo.

Escrito por Juan Carlos Márquez Villora