La Naja, de estación tren a ‘sede efímera’ del BIA space


El BIA Space es “tan tan efímero” que mi visita era ayer o nunca, ya que mañana viajo a Galicia para participar en un congreso sobre sociabilización del Patrimonio y, a mi regreso, el objeto del post de hoy ya no será visitable (entrada libre hasta el domingo 28 en horario de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00). No hay que dejar pasar la oportunidad de visitar esos ‘lugares ocultos’ de nuestras ciudades.

reharq_patrimonio_estacion la naja tren bilbao_rehabilitacion

La estación de tren de La Naja cerró sus puertas en el año 2000 y ha sido recuperada -únicamente durante 15 días- gracias a la plataforma para la difusión y promoción de la arquitectura vizcaína BIA (Bilbao Bizkaia Architecture) como parte del programa del primer Congreso BIA Urban Regeneration Forum.
DESDE SANTURCE A BILBAO.

La Naja, que durante décadas fue la estación fin de trayecto de la línea que conectaba la capital vizcaína con Santurtzi, quedó en desuso cuando se concentraron los servicios de cercanías de la capital en la estación de Abando.

El trazado ferroviario se levantó por completo en los años posteriores dando lugar, en parte, al actual paseo peatonal de Abandoibarra.

estacion la naja bilbao_fuente fotografia blog treneando

estacion la naja bilbao_historia_nuevo uso

La estación de La Naja, se encuentra muy bien flanqueada por varios hitos arquitectónicos bilbaínos:

– el rascacielos de Bailén (1946), también conocido como el ‘primer rascacielos de Bilbao’

– el Teatro Arriaga (finales S. XIX)

– el edificio de La Bilbaína (1913), que apareció en uno de los primeros post del blog, como parte de un recorrido alternativo por el Bilbao histórico a través de sus vidrieras

– la Estación de la Concordia (1902), de niña -mucho antes de enrolarme en la vorágine del patrimonio arquitectónico- alucinaba con sus colores, y hoy en día me sigue pareciendo de los edificios más alegres de Bilbao…

NUEVOS USOS. MÁS VIDA.

La estación de la Naja, que llevaba 14 años cerrada, ha vuelto a la vida y, además, de un modo fulgurante.

Este edificio de uso industrial recupera su actividad tras una intervención minimísima para convertirse en el BIA Space: centro de interpretación de la arquitectura vizcaína, exposición-concurso de arquitectura joven, lugar de encuentro de congresistas, punto de partida de algunas rutas guiadas y visitas técnicas, workshops… y, sobre todo, está sirviendo para reflexionar sobre el abandono de esa arquitectura reutilizable que pide a gritos una nueva oportunidad.
estacion la naja tren bilbao_BIA space_regeneracion_exposicion arquitectura joven_concurso

El BIA Space interviene de una manera mínima en la antigua estación, colocando una plataforma elevada sobre los andenes y unos volúmenes que además de servir como expositores encierran los aseos y unos pequeños almacenes. El acondicionamiento se amplia hasta los muelles uniformizándolo con la misma plataforma, llegando a estar en contacto con uno de los principales moldeadores del urbanismo de Bilbao: su ría. Además, el propio proyecto (ideado en equipo por Garmendia arquitectos, Acha Zaballa y E Iza arquitectura) nos transmite regeneración, reutilización e historia.

estacion la naja tren bilbao_BIA space_regeneracion_reutizacion_intervencion minima_plataforma
VALORES PATRIMONIALES. ESPACIOS ABANDONADOS.

Me encantan las estaciones, los aeropuertos… son lugares donde se mezclan personas que van y vienen, que se reencuentran, que se despiden, que empiezan un viaje o que de vuelta de uno, ya están pensando en el  siguiente. Si, como yo, ‘has metido horas como un campeón’ en estos lugares sabrás de lo que hablo, si observas con detenimiento, mil y una películas basadas en hecho realespasan ante tus ojos.

¿Dónde irán estas historias cuando esos espacios se abandonan? Muchos de los antiguos viajeros de ‘La Naja’ han tenido la oportunidad de volver a la estación en busca de aquellos recuerdos. Si tú también fuiste usuario de esta estación, y estás leyendo estas líneas, seguro que también tienes TU historia.

Ayer, después de visitarla, reflexionaba sobre la importancia de esos valores simbólicos, icónicos o subjetivos que adquieren los bienes patrimoniales. A mí, aquel lugar me ha traído muy buenos recuerdos, siempre recogía allí a mi amiga Nerea, encuentro que era el preludio de algún plan nocturno que seguro merecía la pena. Por el contrario, siempre que bajaba aquellas escaleras pensaba en lo lúgubre (como espacio) que era aquel lugar… Señal de que en patrimonio, en ocasiones, mueven más los valores significativos (aquellos relacionados con el apego al lugar) que los puramente arquitectónicos.

 

MUCHO MÁS ‘BIA’ POR TODO BILBAO.

Y es que esta es la imagen que me encontré en el metro-Abando al volver a casa. Estos paneles, distribuidos por varias estaciones de metro, forman parte de la exposición fotográfica titulada‘Diálogos. Arquitectura vizcaína del siglo XXI’ donde fue un placer encontrarme con una vieja conocida del blog, la Casa Torre de Madariaga  y, también, descubrir la FABULOSA rehabilitación del Caserío Arteaga, proyecto de Paul Basañez.
expo_foto_BIA_Dialogos. Arquitectura vizcaína del siglo XXI_bilbao_metro

Gracias Reharq*


YOCOCU 2016 y PetroBIM. Tecnología de gestión de Patrimonio 3D


YOCOCU 2016

5th INTERNATIONAL CONFERENCE YOuth in COnservation of CUltural Heritage YOCOCU 2016

21st-23rd September 2016   Madrid, Spain

 

El Departamento de Conservación-Restauración del Museo Reina Sofía y la asociación YOCOCU, YOuth in COnservation of CUltural Heritage, presentan la V edición de la Conferencia Internacional de Jóvenes en la Conservación del Patrimonio Cultural. Este congreso internacional, que se celebrará los días 21 al 23 de septiembre, contará con más de 360 asistentes de 36 países diferentes.

YOCOCU 2016 tiene la vocación de servir como punto de encuentro entre profesionales jóvenes y expertos con larga trayectoria en el ámbito de la restauración y conservación del patrimonio cultural, procurando una plataforma donde difundir sus trabajos de investigación y compartir experiencias. El evento está dirigido a personas de todas las edades que desarrollen su actividad profesional o tengan interés en el ámbito de la conservación y restauración del patrimonio, así como a empresas del sector, responsables de museos, fundaciones, institutos de patrimonio y otras instituciones relacionadas.

Pues en el Congreso se encontraba PetroBIM para aportar el alto valor Tecnológico que esconde.

WhatsApp-Image-20160525Captura de Lena con colores en el visor

Un póster que lo decía todo en una vista, ha protagonizado un montón de preguntas sobre como conseguimos trasportar todos los datos de un edificio histórico a un modelo 3D paramétrico. La capacidad de difundir entre técnicos y sociedad en general documentación realtiva al oculto trabajo de los técnicos.

Uno de los principales objetivos de este congreso, que se celebrará en el Museo Reina Sofía, es impulsar el papel de los jóvenes en el campo de la investigación y del estudio del patrimonio cultural y su conservación. En este encuentro (que ha contado con la colaboración de World Monuments Fund) se abordarán un amplio abanico de temas con el fin de que todos los participantes encuentren un espacio en el que exponer sus trabajos en relación con la conservación del patrimonio cultural: materiales, tipos de patrimonio, técnicas de análisis y diagnosis; pero también economía, educación o conflictos armados asociados al patrimonio, etc. El programa incluye, además, actividades paralelas culturales, formativas y de ocio que permitirán a los participantes conocer la ciudad de Madrid y su patrimonio cultural.


“En Italia saben que el patrimonio histórico es su petróleo; aquí no”


Arsenio Moreno. Catedrático de la UPO y miembro de comité español de Icomos

“En Italia saben que el patrimonio histórico es su petróleo; aquí no”

Ha dedicado su vida a la investigación de la arquitectura renacentista y la pintura barroca, tarea que compaginó con cargos como la Delegación provincial de Cultura o la dirección del Bellas Artes,

Luis Sánchez-Moliní

Arsenio Moreno (Úbeda, 1953) vive actualmente en la sevillana calle Tintes, en la que fuese la casa del Bombita, rehabilitada con gusto italianizante. Sin embargo, su vida está muy ligada a su ciudad natal, de la que es Hijo Predilecto, como reza en un diploma que muestra con moderado orgullo. Historiador del Arte y catedrático en la Universidad Pablo de Olavide, hubo una época en la que compaginó su pasión por la investigación con la política. Fue alcalde de Úbeda entre 1983 y 1987, delegado provincial de Cultura en Sevilla durante los años de la pinza, director de los museos de Bellas Artes de Sevilla y Granada… En general, pertenece a una generación muy influenciada por el pensamiento italiano en la que el patrimonio histórico no es un mero adorno para turistas y nativos, sino una pieza fundamental en la vida de las personas, como parte de su memoria y su paisaje. Experto en arquitectura renacentista y pintura barroca, con trabajos sobre Vandelvira, Francisco del Castillo o Zurbarán, Arsenio Moreno es también un novelista que frecuenta el género histórico (El caballero indeterminado, Hijos de Padilla, etcétera). También es miembro de la Academia de Bellas Artes de San Fernando y codirige la revista de arte Atrio.

-Fundamentalmente, usted ha dedicado la vida a la docencia y la investigación, pero también ha ejercido cargos políticos de cierta importancia. Por ejemplo, muy joven, entre 1983 y 1987, fue alcalde de su ciudad natal, Úbeda, por el PSOE.

-Apenas tenía 28 años y para mí fue una experiencia trascendental. Aquellos fueron unos años muy particulares y dentro de la militancia del PSOE existía un gran vacío generacional, apenas había gente de mediana edad. Los afiliados éramos o muy mayores -gente que había vivido la guerra y la represión- o muy jóvenes. En mi ciudad estaba todo por hacer. Pese a su valor patrimonial carecía de un Plan General moderno -el existente databa del año 47- y los servicios sociales se limitaban a una asignación de 50.000 pesetas mensuales que el alcalde podía distribuir como quisiese en donativos…

-Fue una generación que hoy se recuerda con cierta nostalgia, más teniendo en cuenta lo que ha venido después.

-Ahora, incluso, se pone en entredicho la validez de la Transición… Que se lo pregunten a los familiares de los abogados de Atocha. Se consiguió modernizar y democratizar el país. Se hizo todo lo que se pudo, y eso es mucho. Yo nunca me sentí un político profesional y tenía muy claro que mi paso por esta actividad iba a ser provisional y que mi futuro estaba en la profesión que libremente había elegido. Nunca dejé la docencia ni el estudio de la Historia del Arte.

-También con el PSOE fue delegado provincial de Cultura…

-Eso fue durante la famosa legislatura de la pinza, durante muy poco tiempo, pero creo que conseguimos reactivar algunas obras de restauración que estaban paradas, como San Román, San Bartolomé, Santa Marta, San Vicente…

-Ahora, sin embargo, se ha cambiado de bando. Desde hace poco forma parte del Comité Español de Icomos, la bestia negra de los políticos en las cuestiones relacionadas con el patrimonio histórico.

-Que un organismo como Icomos me acoja en su organigrama refrenda la legitimidad de mi actuación como alcalde.

-¿Quién fue su principal inspiración?

-Siempre fui un ferviente seguidor de Giulio Carlo Argan, un gran historiador y crítico de Arte, catedrático en la Universidad de Roma La Sapienza, además de superintendente que tenía importantes responsabilidades políticas y de gestión en cuestiones relacionadas con el patrimonio histórico. Argan fue también alcalde de Roma por el PCI durante los años de plomo, y cuando dejó el cargo un libro recogió una larga conversación con él donde defendía que el reto y la principal misión de un joven historiador del Arte es la ciudad: como compendio, como estructura de actuación… Me lo tomé en serio y por eso fui alcalde de Úbeda tan joven, justo cuando estábamos iniciando el expediente para su declaración , junto con Baeza, como patrimonio mundial de la Unesco.

-¿Cuáles son los principales problemas que sufren las ciudades actualmente?

-Muchos: territoriales, urbanísticos… la desconexión entre casco histórico y periferia, su inserción en el contexto del paisaje… Tiene una enfermedad incurable producto de los planteamientos del capitalismo urbanístico salvaje… Fíjese en el caso de nuestra ciudad. Nos hemos quedados sin casas sevillanas del XVIII y el XIX. Es cierto que muchas están rehabilitadas, pero lo que antes eran unidades domésticas se ha convertido en conjuntos de microapartamentos, lo que es igual a más automóviles, etcétera.

-Después de la tensión provocada por la construcción de Torre Sevilla (vulgo Pelli) entre el Ayuntamiento e Icomos, ¿han mejorado en algo las relaciones?

-Sinceramente, no tengo la información precisa para darle una respuesta. Evidentemente, sí existió el problema serio de la Pelli, que ya es irreversible y que supuso un gravísimo atentado contra el paisaje urbano.

-¿Y cómo ve, en general, la situación del patrimonio sevillano?

-Estamos padeciendo las consecuencias de una crisis muy larga y muy dura. Ahora dicen que se está superando, pero yo creo que ha venido para quedarse y que no existe ningún interés en cambiar determinadas políticas. Las inversiones en materia de conservación han llegado a estar bajo mínimos. Eso genera que todavía existan elementos de nuestro patrimonio que están francamente en peligro. En Italia vemos ahora como el Gobierno de Matteo Renzi va a invertir millones de euros en la conservación del patrimonio, porque son conscientes de que es su petróleo, su gran riqueza material. Saben que será una inversión rentable a corto, medio y largo plazo. Aquí no.

-¿Algún ejemplo en concreto?

-Fíjese en la ampliación del Museo de Bellas Artes de Sevilla, que está paralizada más de diez años. También en el Arqueológico, cuya situación es lamentable. La inversión en patrimonio ha desaparecido prácticamente.

-Precisamente, usted fue director del Bellas Artes.

-Fue durante los años de su restauración. Es duro dirigir un Museo cerrado al público, pero también fue muy bonito.

-Dicen que, después del Prado, es la mejor pinacoteca de España. ¿Un mito?

-A los sevillanos se nos llena la boca con eso… Como museo de Bellas Artes, el nuestro está al nivel del de Bilbao, el San Pío V de Valencia y el de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, que son los mejores de España, aunque muy por detrás, por supuesto, del Prado. Lo paradójico es que el Museo de la Aduana de Málaga tenga una superficie cuatro o cinco veces superior al Bellas Artes de Sevilla, y eso que no tiene colección propia, porque la desamortización -que es la base de la pinacoteca sevillana- pasó por allí prácticamente de puntillas. Su colección de obras del XIX y principios del XX son préstamos del Reina Sofía y del Prado. Parece poco lógico que el Estado haya invertido allí cuatro veces más que en el de Sevilla. Muchas veces hablamos de un centralismo sevillano que no existe…

-Y eso lo dice un señor de Jaén…

-Ese agravio podría tenerlo alguien de Jaén, pero no de Málaga o Granada.

-Como investigador ha tratado fundamentalmente la arquitectura renacentista y la pintura barroca andaluzas. En la Baja Andalucía se habla mucho de la arquitectura barroca y poco de otros movimientos importantes anteriores, como fue el manierismo.

-El concepto manierismo se incorporó a la historia del arte en los años 50 y 60, fundamentalmente de la mano de investigadores anglosajones e italianos, quienes se dan cuenta de que, a partir del Saco de Roma (1527) y la muerte de los grandes maestros, hay un periodo arquitectónico que ya no es clásico, pero tampoco barroco. Es lo que se nombrará como manierismo. Pero cuando se intenta aplicar este concepto a la arquitectura española no funciona del todo y lo primero que resalta es que nosotros no éramos meros copistas de los modelos italianos. Nuestros maestros eran conscientes de que en España existía una forma de construir, de interpretar el espacio, de ornamentar, que venía de la tradición medieval. Por tanto, sólo podemos considerar manieristas a aquellos más italianizantes, como Vermondo Resta en Andalucía Occidental o Francisco del Castillo en la Oriental. Sin embargo, grandes maestros renacentistas como Andrés de Vandelvira o Hernán Ruiz II optaron por soluciones propias que interpretaban un contexto que hundía sus raíces en la tradición.

-¿Es más correcto hablar de un renacimiento a la manera española, en el que el mestizaje con formas medievales como el mudéjar es fundamental?

-Para no complicarnos yo hablaría simplemente de arquitectura del XVI, del Quinientos. Dentro de eso existen diferentes tendencias, diferentes estilos, unos más italianizantes y otros más medievalizantes. Fíjese en la Giralda, una torre almohade coronada por un campanario diseñado por Hernán Ruiz II que ya no es clásico y que mezcla elementos de la tradición mudéjar, como el azulejo, con arcos manieristas.

-¿Había mucha relación entre los maestros de la Alta y la Baja Andalucía?

-Sí, claro. Por ejemplo, como Sevilla nunca fue tierra de canteros, de expertos en el mundo de la estereotomía -entre otras cosas, porque no hay canteras próximas-, se solía llamar a expertos de la zona oriental cuando surgían dificultades en esta materia.

-La gente cree que un cantero era poco menos que un pica piedras.

-En absoluto. En primer lugar, el cantero dominaba perfectamente la geometría de Euclides, tenía una amplísima formación en dibujo y grandes conocimientos teóricos y empíricos en el corte de la piedra y la fabricación de bóvedas y espacios, algo que ni mucho menos se improvisa.

-¿Cómo se accedía a la profesión?

-Todas las profesiones del Antiguo Régimen eran muy gremiales y endogámicas, pero la de cantero era aún más. No existen contratos de aprendizaje entre un maestro y un aprendiz como sí existen en la pintura. Los canteros eran muy celosos de sus conocimientos, los cuales se transmiten de forma casi secreta entre miembros de la misma familia o gente muy allegada. Recuerde que la palabra masón significa albañil y las logias eran compañías de canteros que se desplazaban de un lugar a otro para realizar las obras que se les encomendaban.

-Usted ha investigado sobre la figura del pintor en el Siglo de Oro. ¿Por el caso de Velázquez, que recibió un hábito de la Orden de Santiago, podemos decir que es en este momento cuando los artistas empiezan a tener relevancia social?

-Lo de Velázquez fue un caso muy excepcional, una victoria pírrica. Hablar del pintor en general es muy complejo, porque en Sevilla, como revelan los censos de la Cofradía de San Lucas, había un número enorme de pintores que no se justificaba, incluso teniendo en cuenta el negocio ultramarino. La fortuna social de estos pintores tuvo que ser muy dispar. Podemos encontrar a algunos con un nivel de vida medio-alto, como Murillo, pero la mayoría se buscaba la vida como podía. Vemos muchos testamentos de pintores sevillanos que dicen que no tienen nada que repartir y que si se le quiere decir alguna misa que sea por la caridad… Eran pobres de solemnidad y algunos llegaban a pedir limosna.

-Tenían la mancha del trabajo manual, tan denostado en esos años.

-Ellos querían que la suya se considerase como una profesión liberal, pero socialmente eran vistos como meros artesanos. Esa fue la gran batalla de Velázquez. Cuando intenta ennoblecerse con el hábito de Santiago, el gran pero que le pone el Consejo de las Órdenes no es que sea o no hidalgo, sino algo que es público y notorio: su condición de pintor. Le costó media vida lograr el hábito, y para doblegar la opinión del Consejo tuvo que recurrir a la influencia de Felipe IV y el papa Inocencio X. Al fin y al cabo, lo consideraban como a un sastre o un carpintero. La imagen romántica del artista es muy posterior.

-¿Qué queda por saber de la pintura barroca sevillana?
-Desde el siglo XIX, con eruditos como José Gestoso, se ha ido realizando un importantísimo y penoso trabajo de documentación. Hasta hace muy poco el enfoque de la pintura era estrictamente formalista, centrado en la biografía del pintor, la documentación de sus obras y el análisis formal de las mismas. Sin embargo, esa fase, que era imprescindible, está ya prácticamente cubierta y ahora se trata de estudiar más a los pintores y la pintura en su contexto social y cultural.


PetroBIM se Internacionaliza. Bienvenue


Resultado de imagen de MAPA DEL MUNDO

Merci. Isabelle Carlier

BIM et patrimoine : un avenir possible?

Bonjour. A quelques jours des journées du Patrimoine, je souhaite vous interroger sur l’adéquation entre les outils informatiques du BIM et la pratique de la réhabilitation, dans toutes ses phases d’étude (sans même parler ici de son exécution). En voyant l’expansion des catalogues d’objets 3D, des supports de classifications, des données objet/fabricant, y a-t-il un risque réel de fracture entre la pratique de la construction et celle de la réhabilitation? quelles transpositions possibles pour des levés dimensionnels et surtout analytiques du bâti existant ? pour sa reconstitution 3D précise ( et pas seulement de surface) ? pour tous les choix alternatifs de projets et la précision nécessaire dans la communication, permettant concrètement les démolitions et restaurations partielles, les transformations, redistributions, extensions, renforts ? Utiliser la maquette numérique « intelligente» pour la réhabilitation d’un immeuble déjà constitué de composants standardisés et stéréotypés parait envisageable. Mais comment procéder, sans démesure de temps et de moyens, pour un patrimoine bâti (patrimoine pris au sens le plus simple) rendu simplement hétérogène par son histoire : devenu « hybride » , au sens où sa décomposition formelle serait la somme d’unités spécifiques, ses matériaux et techniques constructives disparates, et sa géométrie des plus irrégulières… Comme notre territoire n’est pas une table rase, les outils du BIM ne peuvent pas se restreindre à la seule fabrication d’un objet architectural neuf. Alors quelles sont les ouvertures laissées par les développeurs actuels du BIM pour la survie du patrimoine local? Que constatez-vous, chacun dans vos disciplines ? merci pour ceux qui développeront ce débat !

PetroBIM est là pour rester. Nous trouvons un outil qui répond à toutes ces questions que nous posons. Notre patrimoine déjà BIM.


La Iglesia de San Lorenzo y la Biennale di Venezia


DE IGLESIA A CONTENEDOR DE ARTE.
La Iglesia de San Lorenzo se encuentra ubicada en el popular barrio de Castello, cerca de la Plaza de San Marcos y el Arsenale, sede de la Bienal junto con los pabellones individuales de los jardines deGiardini. A estas dos localizaciones, debemos sumarles los pabellones distribuidos por la ciudad (de acceso gratuito) entre los que se encuentra la Iglesia de San Lorenzo.
La Iglesia que vemos en la actualidad data del siglo XVI y fue reconstruida tras un incendio en 1106 por el arquitecto Simone Sorella. Los restos más primitivos de la construcción se remontan al s. VI y cuenta la leyenda (porque no se han encontrado sus restos) que aquí (y en ‘nosécuantísimasiglesiasmás’) fue donde se enterró a Marco Polo.

La Iglesia de San Lorenzo fue lugar de celebración del culto desde el año 809 hasta el 850, después pasó a ser convento benedictino hasta principios del s. XIX. Entonces, se transformaría en Casa de Industria, y posteriormente en un asilo de ancianos. La iglesia estuvo a cargo de la orden dominica hasta 1920, año en que cerró definitivamente.

fuente d ela foto arquine

iglesia restauración san lorenzo_venecia_renzo piano

San Lorenzo abrió nuevamente sus puertas en 1984 como sede de la Bienal, donde el arquitecto Renzo Piano construyó un anfiteatro temporal de madera en su interior para el debut de la ópera Prometeo del compositor Luigi Nono. No en vano, la iglesia ya tenía antecedentes como ‘lugar de la música’ ya que Vivaldi ensayaba aquí todas sus arias con las monjas de clausura (había una convento adyacente a la iglesia).
 PABELLÓN de MÉXICO 2012: “Arquitectura y Construcción”
Tras 28 años permaneciendo cerrada, la Iglesia de San Lorenzo reabrió en agosto de 2012 con la inauguración del Pabellón de México para la Exposición internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia y, dado que el interior estaba en plena restauración y no ofrecía seguridad a los visitantes, albergó junto a su fachada la muestra ‘Arquitectura y Construcción’.

fuente foto de arquine por Juan josé Kochen

iglesia de san lorenzo_venecia_méxico_arquitectura y construcción

Consistía en una serie de fotografías, memorias descriptivas, planos y vídeos de 13 proyectos de intervención en el patrimonio histórico de México. Había proyectos interesantísimos y, en mi opinión, es un pena que estuvieran en un volumen tan reducido y con un espacio tan limitado que les impidiera lucirse como merecían.

Además de ver esta selección de proyectos, también se podía echar un tímido vistazo a las obras de restauración que se estaban llevando a cabo. Lo cierto es que el interior era espectacular.

iglesia san lorenzo_venecia_restauración_paredes

La fachada de colores, tal y como apuntó Miquel Adriá, curador de la exposición “forma parte de cierta paleta cromática propia de México, sin caer en lo típico ni lo folclórico, pero sí esencialmente mexicana en la medida que sale de un análisis cromático de artesanías mexicanas que van de los huicholes (indumentarias de este grupo del oeste central de México) a los huipiles de Oaxaca (prenda femenina con adornos). Esas franjas muestran ese valor de la diversidad per se.”

¿TRUCO o TRATO? ¿PABELLÓN o RESTAURACIÓN?
El trato consistía en que México, por medio de un acuerdo con el Ayuntamiento de Venecia, se encargaba de la restauración y del mantenimiento de la Iglesia de San Lorenzo a cambio de utilizarla como sede mexicana en las bienales de arte, arquitectura, cine, danza, música y teatro hasta el año 2022.

La intención era buenísima, pues ofrecía la posibilidad de devolverle una vida al edificio llenándolo de arte, y situaba a México y su cultura en un escaparate de excepción.

iglesia san lorenzo_venecia_restauración_restos arqueológicos_ángeles

Pero, lo último que he leído mientras preparaba este post es que el estado en el que se encuentra la iglesia requiere de una inversión mayor a la prevista, por lo que México se ha planteado alquilar un pabellón en el Arsenale y abandonar la Iglesia de San Lorenzo a su suerte.
Gracias Libe de Reharq*

El Castillo Burgalimar (Baños de la Encina, Jaén)


Llegar a Baños de la Encina, en la provincia de Jaén es puro espectáculo: dejas atrás la autovía y te adentras en una carretera secundaria rodeada de olivos, vas avanzando, vislumbras el castillo y si para colmo empieza a atardecer… Lo que te digo, puro espectáculo.

 

castillos baños de la encina_restos aqrqueológicos romanos
Elcastillo de Baños de la Encina (también llamado Castillo de Burgalimar) debió de ser uno de los recintos fortificados, quizá el principal, que formaron la red de atalayas que protegían a los grandes poblados del Rumblar (el río de la zona) durante el tercer milenio a.C.

En su interior también se han encontrado muros íberos y un mausoleo funerario de origen romano.

Diversas y dispares han sido las teorías que han venido a interpretar el origen del castilloBurgalimar, que iniciara su construcción en el año 968. Su nombre, de origen musulmán, proviene de ‘burch al hamman’ que significa ‘castillo de baños’, pues existe gran abundancia de fuentes y pozos en la zona.

Finalmente, las recientes excavaciones arqueológicas han permitido subrayar que el origen de la fortaleza actual, aunque constatando que la presencia musulmana es desde el periodo emiral (s. VII-VIII, periodo anterior al califal), se encuentra en el marco de los enfrentamientos bélicos que suceden a una y otra vertiente de Sierra Morena durante el s. XII.

La solución constructiva del castillo, declarado en 1931 Monumento Histórico, fue tan sencilla como duradera. Estructuralmente se copian los modelos bizantinos, que a su vez imitaron de romanos y que tan hábilmente habían aprendido a construir árabes, persas y sirios; pero la complejidad morfológica del cerro sobre el que se asienta el castillo, obliga a forzar la planta cuadrada de los esbozos bizantinos y campamentos romanos hasta hacerse ovalada, adaptándose a la propia cima del monte. Esta manera de adaptar la fortaleza a la morfología del terreno me recuerda a la ‘forma de barco’ del Castillo de Peñafiel.

Los muros se elevan de un material denominado tabyya, tapial con una alta proporción de cal en su composición, tierra, chino de río y agua. Esta técnica constructiva es la evolución natural del “opus caementicium” romano. Sucesivas líneas de encofrado de madera fueron dando forma a la actual edificación. Para mejorar la protección de la acción de los agentes atmosféricos, la superficie externa de los lienzos de la fortaleza estaba revocada con un enlucido rico en cal que aún muestra restos de adornos geométricos y florales.

castillos baños de la encina_reharq

Quince torres cuadradas, que avanzan sobre la línea de muralla, formaron este castillo hasta bien avanzado el s. XIII. La sencilla puerta de acceso en doble arco de herradura se transforma en medio punto apuntado en su interior.

castillos baños de la encina_tapial, cal, tierra

DEL TAPIAL AL MURO DE MAPOSTERÍA.

Ya propiamente ‘castellano’ es el alcazarejo pétreo que se le añade en la parte más noreste del castillo. Además, se envuelve una de las torres existentes, convirtiéndola en la Torre del Homenaje. Hacia occidente, se cierra mediante una doble muro pétreo que viene a unirse en un macizo torreón central hoy desmochado.
Durante los siglos XIX y XX, el uso que se le dio al castillo fue de cementerio municipal… ^___^
¿QUÉ SIGNIFICA LA BANDERA DE LA UNIÓN EUROPEA QUE ONDEA EN SU TORRE?

El Castillo de Baños de Encina tiene la particularidad (que comparte únicamente con el Castillo de Florencia) de que en su Torre del Homenaje ondea la bandera de la Unión Europea, otorgada en 1969 en ‘su cumpleaños’ número 1000, por su excelente conservación y por el valor documental histórico que encierran sus paredes. Además, se considera el segundo castillo (en buen estado de conservación) más antiguo de Europa.

La función del Consejo de Europa es, fundamentalmente, la de favorecer la concienciación del concepto de identidad europea basada en los valores comunes más allá de las diferencias culturales.

El Consejo de Europa trabaja en la digitalización de bienes culturales, el mantenimiento, la reconstrucción de edificios históricos, rehabilitación y conservación de cascos históricos… Entre otras labores de divulgación, coordina junto a la Unión europea desde 1991, las jornadas Europeas de Patrimonio que tienen lugar cada mes de octubre.

Tirando de hemeroteca, he leído noticias que recogían el acto de entrega de la bandera de Europa en 1969. Allí se hace referencia a unas restauraciones que ‘acababa’ de sufrir el castillo pero no se mencionan ni en qué consistieron ni en quién las realizó.

castillos baños de la encina_torre del homenaje_bandera unión europeas_castillo florencia

Por otra parte, pude comprobar mis sospechas, esas almenas estrechitas y de apariencia enclenque, no existían en las fotografías tomadas en 1969. El poner almenas a todos los castillos, fue ‘una moda’ que se instauró en los años 70, y que nada tiene que ver con las almenas diseñadas con función propiamente defensiva.

El entorno del Castillo es sencillamente, precioso. Oteas campos de olivos hasta el infinito mientras sientes una enorme tranquilidad. Palabra. Silencio sepulcral.

Este lugar es perfecto, por ejemplo, para hacer un alto en el camino si vas en ruta por la A4 (como fue mi caso). El desvío es mínimo y la visita no te llevará más de dos horas en total (hay parkingmuy cerca del castillo), y estoy segura de que este lugar te recargará las pilas antes de llegar a destino.

O bien, para pasar una noche. Baños de la Encina, declarado Conjunto Histótico Artístico desde 1969, ofrece también naturaleza, deportes acuáticos, un casco histórico que merece la pena descubrir, visitas a fábricas de aceite de oliva…

Los horarios para visitar el Castillo varían en función de la época del año, por lo que te recomiendo llamar (653 613 229 / 651 436 478 / 658 303 429, de martes a domingo) o enviar un mail (infoturismobdelaencina@yahoo.es) para poder visitarlo.

El Castillo ‘impacta’ por su singularidad sobre todo si, como es mi caso, estás acostumbrado a visitar fortalezas construidas con ladrillo o mampostería, la mayoría con patios de armas cuadrangulares, con menos torres…

Con permiso de Reharq* y siempre agradecidos…


El Teatro romano de Medellín. Otra joya en buen estado


El hallazgo de este Teatro romano no surgió de la nada ni fue un sorpresón inesperado, ya que parte de la antiguas estructuras nunca llegaron a enterrarse del todo. En el s. XX, se estudian y se determina que esos muros que se veían entre el Castillo y la Iglesia de Santiago eran parte de un teatro romano de la antigua ciudad romana de Metellium.
foto de David Palomares Morrón_medellin_castillo_teatro romano

Las primeras excavaciones tuvieron lugar entre 1969-70 por Mariano del Amo, dejando al descubierto parte de la planta del Teatro. En el año 2007 se reanudan las excavaciones de este monumento, documentándose toda la planta y estructuras del mismo, así como una secuencia histórica que se desarrolla desde la época contemporánea hasta la prehistoria.

Este desarrollo histórico se puede seguir en el Centro de interpretación adjunto al Teatro, en la antigua Iglesia de Santiago. Os avanzo que esta visita es de las MÁS reguleras, en cuanto a organización, a las que he asistido, ya que apenas se dispone de tiempo para ver los paneles que explican aquella emocionante historia que se escondía bajo el suelo que estabas pisando. Y es que únicamente hay una guía, y si ésta está en la visita guiada -como me pasó a mí-, el centro de interpretación (más baños, más servicio de bebidas) está cerrado…

medellin_teatro romano_castillo_cerro_iglesia santiago_centro interpretacion

APROVECHANDO EL DESNIVEL NATURAL DE LA LADERA…

La tipología constructiva de este edificio recuerda en parte el modelo de teatro griego ya que se asienta y aprovecha el desnivel natural de la ladera. La excavación y adecuación de ésta, permitía poder acomodar el edificio a la topografía existente y, al mismo tiempo, utilizar las rocas extraídas (granito, dioritas, etc.) como material para construir sus estructuras murarias.

Las principales técnicas constructivas utilizadas en este edificio son opus caementicium (mortero de cal y piedras que maciza el interior de los muros); opus incertum (careado de piedra exterior de los muros); opus latericium (construcción realizada mediante la combinación de ladrillos y opus caementicium); opus quadratum (construcción realizada mediante sillares colocados a hueso).

Mención especial a la buena conservación que presentan algunas de las partes del Teatro, como los suelos de mármol de la orchestra o los aproximadamente 800 sillares que aún existen de sus gradas originales.

SU FRENTE ESCÉNICO.

El frente escénico era una de las partes fundamentales del Teatro. Estaba estructurado en varias zonas. Limitando con la orchestra se sitúa el muro que cierra el escenario en el que se dispone de varias exedras semicirculares y nichos ricamente adornados con remates y suelos de mármol. Bajo el entarimado del escenario (sobre un espacio excavado) se han localizado los huecos que acogían el telón y sus contrapesos. Tras el escenario se alzaba el frente escénico. En él se abrían tres grandes puertas, la central (valva regia) y las laterales (valvae hospitalium) en medio de una magnífica columnata que constaba de dos cuerpos separados por entablamentos.

recreación teatro romano medellin por groma2.0
El cuerpo inferior era de orden jónico y el superior de orden dórico. El conjunto estaba realizado con piedra de granito de labra y partes realizadas con ladrillo, todo ello ricamente estucado y pintado. El conjunto estaba situado sobre el gran podium adornado con pinturas polícromas aún visibles (WOW) en la zona occidental.

 
teatro romano medellin_vistas_cultivos
Gracias a Reharq*


CREAN LA RED DE TECNOLOGÍAS DIGITALES PARA LA DIFUSIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL


Con un aforo de casi un centenar de personas, se dio a conocer la Red Temática en Tecnologías Digitales para la Difusión del Patrimonio Cultural, iniciativa del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que busca integrar a investigadores, académicos, estudiantes y profesionales que desarrollan proyectos innovadores con el uso de nuevas tecnologías para la difusión y divulgación de los bienes culturales.


En su primera actividad académica realizada en el Museo Interactivo de Economía (MIDE), donde se presentaron los objetivos y las líneas de acción de la red, que cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Ernesto Miranda, director de Innovación Académica del INAH, comentó que este proyecto surge ante la necesidad de encontrar nuevos canales de vinculación con los ciudadanos del siglo XXI.

La red, integrada hasta el momento por más de 60 miembros, reúne a académicos, investigadores, estudiantes, profesionales del sector privado y de la sociedad civil que han aprovechado exitosamente la tecnología para promover el patrimonio cultural, detalló.

Añadió que se pretende ampliar la red al máximo para que haya mayor interacción entre los talentos mexicanos que participan, así como identificar y proponer soluciones a la problemática que enfrentan museos, zonas arqueológicas e instituciones académicas respecto al uso de herramientas digitales.

Los compromisos de los miembros de la red son: participar en actividades de investigación y convocatorias organizadas para este tipo de discusiones; proponer temas, ponentes y actividades de vinculación profesional; identificar posibles miembros para postularlos ante los consejos Técnico y Académico a fin de tener un diálogo fructífero y construir mejores herramientas de análisis y reflexión. Así, el año próximo se pretende transitar a una fase de experimentación y aplicar recursos en proyectos específicos.

“Es imprescindible apoyar la investigación para crear propuestas innovadoras que lleven a experimentar con la tecnología; el propósito es resignificar el patrimonio y su difusión, así como formar capital humano capaz de crear soluciones interdisciplinarias y generar el conocimiento práctico entre los estudiantes”.

La segunda actividad de la red será el taller “Tendencias, tipos de publicaciones y dispositivos para publicaciones digitales”, que se impartirá el viernes 26 de junio a las 11:00 horas en el Museo Regional Michoacano.

Manuel Gándara, investigador y académico de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), del INAH, se refirió a la diferencia entre difundir y divulgar, toda vez que existen dos formas de comunicación: una se hace entre académicos y otra hacia el gran público.

“No es lo mismo difundir para un público especializado, familiarizado con el léxico, los términos técnicos y los antecedentes del tema expuesto, que para el gran público que no conoce la terminología ni tiene el contexto de lo que se le presenta. En consecuencia, si lo que proponemos resulta irrelevante para su vida, inmediatamente pierde interés”.

Coordinador de una investigación en la ENCRyM sobre nuevas estrategias y tecnologías para la divulgación del patrimonio arqueológico, Manuel Gándara señaló que desde la red será necesario diferenciar y elegir estrategias adecuadas para la difusión y la divulgación, sobre todo si se considera que hay más de 20 millones de personas que visitan al año los sitios arqueológicos y museos bajo custodia del INAH.

En este rubro de la divulgación, propuso ofrecer apoyos digitales a las visitas reales con tecnologías como realidad aumentada, guías interactivas, visitas virtuales y publicaciones a través de múltiples medios, como las aplicaciones, las redes sociales, etc.

El proyecto de la Mediateca del INAH, del que es asesor, presentará todo lo que el INAH produce, custodia y posee en una plataforma digital, dijo. “La red temática es una excelente oportunidad para hacer investigaciones y dialogar con especialistas de otros lugares a fin de generar buenas prácticas tanto en difusión como en divulgación”.

Diego Jiménez Badillo, arqueólogo del INAH y responsable técnico de la red, comentó que se requiere la colaboración de diversos especialistas, entre técnicos, teóricos del conocimiento, académicos, compañías que generan los productos que se necesitan para la aplicación de nuevas tecnologías y un acercamiento mayor con el sector gubernamental, en tanto que el Plan Nacional de Desarrollo establece que la innovación tecnológica es una de las prioridades.

Especialista en producción de modelos digitales de artefactos y sitios arqueológicos en 3D, Jiménez Badillo señaló que las tecnologías digitales son una herramienta útil para mejorar y crear nuevas clases de contenidos, desarrollar formas más eficientes para diseminarlos y generar nuevas audiencias. Al señalar que la primera reunión fue una convocatoria para todos los profesionales que quieran unirse, destacó la importancia de que participen estudiantes que se beneficien de las experiencias de la red y puedan colaborar activamente produciendo investigaciones.

Para conocer los requisitos de inscripción en estas actividades académicas, los interesados podrán consultar la página www.redtdpc.inah.gob.mx, que estará disponible hacia finales de junio.


Uncastillo. Fortaleza


El pequeño museo instalado en la Torre del Homenaje de la fortaleza de Uncastillo, es un proyecto desarrollado por la Fundación Uncastillo con la financiación de la Diputación de Zaragoza, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Uncastillo. Ello ha permitido la actuación que ha abierto la fortaleza de Uncastillo al público después de siglos de abandono.

Tras acceder al centro de recepción, donde también puedes adquirir merchandising o publicaciones relacionadas con la Edad Media, nos trasladamos a la primera planta del Museo de la Torre, donde se proyecta el audiovisual “Piedra sobre Piedra”.


Tras subir por una escalera de caracol, accedemos a la primera planta, donde se explica la historia de la fortaleza y las técnicas de construcción de la época, con maquetas de la torre en los siglos XII y XIV y una representación de una grúa. Se hace también un repaso a la evolución de Uncastillo, desde sus orígenes en el siglo IX, como torre militar, con una pequeña población adosada, hasta llegar a transformarse, torre y población, en fortaleza inexpugnable y en villa monumental.

En la segunda planta, el tema monográfico es la guerra y la paz en la Edad Media. Se exponen armas antiguas y se explica la figura del Tenente Gastón de Bearn, personaje francés alma gemela y amigo personal de Alfonso I el Batallador, que dedicó su vida a la lucha contra los árabes.

Por último, se puede acceder a la terraza, el lugar más elevado de Uncastillo, donde se aprecia perfectamente la trama urbana de la villa y todo el entorno natural, incluida la Sierra de Uncastillo y de Luesia. También podemos acceder al Palacio Gótico ordenado construido por Pedro IV El Ceremonioso, observando las obras de rehabilitación de la primera planta del edificio y conociendo un poco más de la vida del monarca aragonés.

Vamos que si merece una visita….


El Ecce Homo se gradúa en Columbia


ENRIQUE RECIO. Madrid

Convertido en un icono de nuestro tiempo, el Ecce Homo restaurado de Cecilia Giménez sigue dando de qué hablar. Esta vez, nada más y nada menos que formando parte del mundo académico en una de las universidades más célebres de todo el mundo. Todo, gracias al aragonés Alberto Sánchez Sánchez, de Used (Zaragoza), que acaba de concluir su Máster en Conservación del Patrimonio Histórico en la Universidad de Columbia en Nueva York con la publicación de su tesis Behind the Ecce Homo: Rural Development Policy and the Effects of Depopulation on the Preservation of Spanish Heritage (Detrás del Ecce Homo: políticas de desarrollo rural y los efectos de la despoblación en la conservación del patrimonio español).

Arquitecto por la Universidad Politécnica de Madrid, en 2014 Alberto Sánchez hizo las maletas para continuar su formación en la Universidad de Columbia con una beca Fullbright. Dos años después, trabaja en la planta 24º de uno de los edificios más emblemáticos de la Gran Manzana, el Empire State Building, donde tiene sus oficinas el World Monuments Fund -la mayor fundación privada sin ánimo de lucro dedicada a la conservación y restauración de monumentos del mundo-. En su trabajo, todos conocen a Cecilia y el boom mediático que supuso la restauración del Ecce Homo de Borja. “La verdad es que todavía no he encontrado a nadie a quien le haya hablado de mi tesis que no conociera la imagen. ¡Incluso vi a gente llevando caretas del Ecce Homo el pasado Halloween!”, asegura.

Cuando Alberto comenzó a plantearse el tema de su tesis, se dio cuenta de que la historia de Cecilia era una referencia que sus compañeros y profesores americanos, que nunca habían estado en el medio rural español, conocían bien. “Lo que estudio es precisamente qué hay detrás del Ecce Homo y de la parte cómica del resultado de la restauración. Y lo que hay es fundamentalmente la historia de las dificultades para mantener el valioso patrimonio de un medio rural que lleva más de 50 años perdiendo población”.

En su trabajo, Sánchez (que cuenta con el honor de haberse convertido en el segundo español en graduarse en esta disciplina desde 1987 y el primer aragonés en los más de 50 años de historia de la titulación), ha tratado de explicar “que son precisamente las personas que viven en los pueblos, especialmente mujeres como Cecilia, quienes se encargan del mantenimiento diario del patrimonio rural. Lo hacen muchas veces sin medios económicos y sin los conocimientos necesarios para ello y en ocasiones con resultados tan desastrosos (desde el punto de vista artístico) como el Ecce Homo de Borja”. El objetivo principal de su tesis ha sido abogar por el reconocimiento institucional del papel que las personas realizan en el medio rural. Según explicó a EL MUNDO, la Unión Europea reconoce ya el papel de los agricultores en la conservación del paisaje, el patrimonio natural y la biodiversidad. Sin embargo, el trabajo de los habitantes de los pueblos en la conservación del patrimonio no se ha reconocido todavía.

El Ecce Homo es el hilo conductor tanto de la introducción como de la conclusión de su tesis de fin de máster. Un texto que consta de 170 páginas y más de 80 fotografías. Entre ambas secciones estudia la evolución de la población rural en España, poniendo especial hincapié en las comarcas de Daroca (Zaragoza), Jiloca (Teruel) y Molina de Aragón (Guadalajara); presenta una descripción del patrimonio rural español; un estudio exhaustivo de las políticas europeas de desarrollo rural y por último, analiza los retos y oportunidades para el uso del patrimonio como un verdadero motor de desarrollo rural que permita de algún modo revertir la despoblación que lleva sufriendo la España rural desde la década de 1950.

Aunque Cecilia Giménez desconoce haber sido objeto de estudio así como que Alberto ha enfocado su tesis en el reconocimiento por su trabajo en la conservación del Santuario de Misericordia de Borja, el aragonés explica que “aunque ciertamente se equivocó en la restauración del Ecce Homo, ella realmente estaba tratando de ayudar. Creo que esa labor voluntaria de trabajo por el bien común que Cecilia llevaba muchos años haciendo, y que de hecho se produce día a día en pueblos de toda España, es muy importante y también muy loable”, dice.

Aún con el paso del tiempo, el Ecce Homo restaurado de Cecilia sigue siendo noticia y se ha convertido más que nunca en un fenómeno mundial. Cuando Alberto presentó el tema de su tesis al claustro de profesores en la Universidad, todos los asistentes reconocieron la imagen del Ecce Homo. “Curiosamente, en estos dos años en la Universidad de Columbia he podido trabajar tanto en Jordania como en Haití y en ambos países conocían también la imagen del Ecce Homo”, afirma Alberto.