La tecnología bucea en dos de los tesoros más enigmáticos


Las técnicas más avanzadas desvelan secretos de la creación del ajuar litúrgico del templo de la diosa fenicia Astarté y las 50.000 monedas romanas halladas en Sevilla

El mejor aliado de la arqueología es la tecnología científica. El uso de técnicas de la física nuclear ha permitido bucear en dos de los tesoros más enigmáticos de España: el ajuar fenicio del Carambolo (Camas-Sevilla) y las 50.000 monedas romanas halladas enterradas en un parque de Tomares, también en Sevilla. Del primero se ha averiguado la posible procedencia de los joyeros que crearon el más extraordinario emblema del templo de la diosa Astarté, el origen del oro con el que está hecho, la existencia de secretos ocultos y la metodología empleada para fundir el metal. Del segundo, se ha detallado su composición y se ha detectado que solo contiene una mínima capa de plata, aunque aún no se sabe si con la intención de falsear su valor. Los hallazgos, realizados por el Museo Arqueológico en colaboración con las universidades de Huelva y Sevilla, han abierto las puertas a seguir investigando los misterios de estas huellas del pasado.

Fuente: Raúl Limón