La Catedral de León entra en la era ‘Matrix’


La arqueóloga Mónica Castro que descubrió en febrero un campamento romano en Villaquilambre hace posible la Ruta Romana por León gracias a la realidad aumentada así como ver el templo gótico cuando estaba en ruinas .

CATEDRAL DE LEON Y PLAZA DE REGLA

CATEDRAL DE LEON Y PLAZA DE REGLA

La Catedral de León ha entrado en la era Matrix. La responsable es la arqueóloga leonesa Mónica Castro, que descubría mediante satélite un nuevo campamento romano en Navatejera. Utilizando las últimas tecnologías, la ‘realidad aumentada’, esta historiadora, que siempre ofrece desinteresadamente todos sus hallazgos, ha creado un ‘mundo paralelo’ que permite, al tiempo que se contempla la Catedral, ver cómo era el templo gótico en plena ruina, es decir, antes de la gran restauración llevada a cabo en el siglo XIX. Sólo se necesita un móvil y las aplicaciones (app) Layar o Aurasma, que brindan otra visión de los monumentos y, en tiempo real, superponen sobre ellos algún tipo de animación o imagen antigua.

Aparte de la Catedral, Castro ha ‘abierto’ la Ruta Romana que el Ayuntamiento nunca ha logrado poner en marcha y que ahora está al alcance del móvil. La historiadora leonesa ha concebido un itinerario por 21 enclaves romanos desperdigados por la capital leonesa, señalizados en un mapa y con una breve explicación y foto de cada uno. Castro también se ha adentrado en San Isidoro y con esa fusión mágica de realidad física y virtual explica la iconografía de una de las bóvedas del panteón de los reyes.

El Museo de Londres ha logrado un ‘bombazo’ con una idea similar: fotografías antiguas que se funden con la visión actual y permiten ver el antes y el ahora de muchos enclaves de la ciudad. Es una auténtica ‘revolución’ en la forma de hacer turismo, contemplar los monumentos y conocer y comprender la historia. Castro sólo emplea tecnologías ‘gratuitas’, pero existen otras más complejas que permitirían, por ejemplo, resucitar’ a los romanos de la Legio VII y que ellos mismos explicaran cómo era la ciudad en su época.

Castro sobre la ‘Realidad aumentada para proyectos culturales’, considera que «las nuevas tecnologías son una forma fácil y económica de difundir el Patrimonio».

Es el comienzo de una nueva era, en la que ya es posible recrear de forma interactiva y en tiempo real cualquier acontecimiento histórico o reconstruir edificios de los que ahora sólo quedan piedras y es difícil imaginar que un día fueron un anfiteatro o unas termas.

Gracias Mónica y MOCADELE